Lánzate! este post lo escribo para animarte a que lo hagas ya! Tú mismo puedes pintar ese armario de tu casa, la carpintería de la entrada, las puertas… Vamos a coger como ejemplo un antiguo armario y te voy a contar cómo lo he transformado paso a paso.

El armario ha tenido dos acabados:el exterior con pintura enyesada (con más personalidad que un simple armario lacado) y  el interior con esmalte al agua (fácil de limpiar con una bayeta y más satinado porque el esmalte es impermeable)

¡ 5 pasos !

  1.  Limpia bien el polvo y desengrasa con un quitagrasas. Objetivo: que agarre bien la pintura.
  2. Primera capa de pintura enyesada a rodillo. Objetivo: crear una base fina para recibir bien las siguientes capas.
  3. En el INTERIOR dos capas de esmalte al agua a rodillo. Objetivo: crear una superficie suave y lisa.  Si usas una lija finita entre capa y capa es resultado es pura seda!
  4. En el EXTERIOR una capa de pintura enyesada texturizada a brochazos. Objetivo: que se marque la pincelada para conseguir un efecto con carácter!
  5. Encera el exterior primero con cera incolora y unos toques de cera oscura después. Objetivo: proteger la pintura conservando el efecto mate y dar personalidad!

¡Materiales! 

  • Pintura enyesada El taller. La elijo por textura, por tonos, por resistencia a roces…
  • Esmalte al agua Protocolor: Una pintura perfecta y no tóxica. Yo uso el acabado satinado.
  • Rodillo. Me gusta el que es como de peluche. No deja burbujitas y coge la pintura necesaria.
  • Lija fina. Elíjela con gomaespuma por detrás, es más cómoda que la de pliego de papel.
  • Brocha para pintura enyesada. Mi favorita es la redonda de cerdas.
  • Cera incolora. Amo la de Annie Sloan porque no hace que suba el tono y es 100% mate.
  • Cera oscura. Annie Sloan es top y tiene un envase chiquitito perfecto!

¡Consejos!

  • Antes de pintar abre y cierra todas las puertas y cajones para comprobar si tienen holgura. Si los cajones se deslizan con dificultad o las puertas están muy apretadas es mejor no pintar sus cantos protegiéndolos con cinta de carrocero. Si ves que hay margen suficiente, a pintar!
  • La base (pintura enyesada) y el esmalte que sean de tono similar. Existen imprimaciones blancas en el mercado que hacen esta función de recibir las siguientes capas de pintura, pero si elijes la enyesada del mismo color que el esmalte evitarás que queden rinconcitos blancos que te fastidien el resultado.
  • No tengas miedo a pintar los herrajes. A mi me gusta pintarlos, creo que le quita años a los muebles!

Aquí tenéis el proceso de trasformación. Ahora es vuestro turno!

 

Dominique Restauración
(Mueblería Extensiones Sabino)
C/ Chopera, 3
Pol. Ind. Riaño I 33930
(Langreo) ASTURIAS
T 620 649 935
hola@dominiquerestauracion.com

DOMINIQUE

Newsletters

Recibe todas las novedades directamente en tu email.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar